6 PAPILLAS DE FRUTAS PARA BEBES

6 PAPILLAS DE FRUTAS PARA BEBES
La leche materna es el principal alimento para un bebé, que no debe ser sustituido por nada. Debe ser el alimento exclusivo hasta cumplir los seis meses ya que aporta muchas más proteínas.
A partir de los 5 o 6 meses de edad deben introducir poco a poco las papillas de frutas tomando en cuenta su edad en meses. Las frutas son un alimento muy beneficioso que aporta vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos
Las papillas también sirven al organismo para regular el ritmo y la consistencia de las deposiciones.
Las primeras frutas (plátano, manzana, pera) se deben integrar a la dieta a partir de los cinco o seis meses, pero aquellas frutas que producen más alergias (fresas, melocotón) deben empezar a usarse mucho después.
Es normal que al principio el bebé muestre sensación de desagrado y rechazo en la primera cucharada. El bebé pasa de tomar su habitual ración de leche materna, que fue hasta el momento su única fuente de alimentación, al gusto ácido de la papilla de frutas, y eso no siempre va a ser fácil de asimilar por el pequeño.
Cuando se acostumbre a su sabor, las frutas se convertirán en su merienda durante toda su infancia. Para que el bebé se acostumbre al sabor ácido, se pueden dar pequeñas cucharaditas de jugo de frutas natural, diluido en agua, antes de los 5 o los 6 meses.
Pero es a esta edad cuando se debe iniciar la papilla de frutas, bien como primera papilla o bien como segunda después de la de cereales.
Se debe dar a media mañana, como a las 10 u 11, sustituyendo a la toma de leche de esta hora. Es habitual que inicialmente le guste poco y tome sólo unas pocas cucharaditas, por lo cual, hasta que se acostumbre al sabor hay que seguir complementando con la toma de leche para que no se quede casi en ayunas.
Se debe iniciar con una pequeña cantidad de papilla de frutas, para probar el gusto, el sabor y la tolerancia digestiva del bebe. Si toma poco hay que complementar con leche, bien sea materna o formulada. Cuando se ha comprobado que la ingiere y tolera bien, se debe aumentar la cantidad de papilla de manera progresiva y al mismo tiempo que se disminuye el consumo de leche.
 
6 PAPILLAS DE FRUTAS PARA BEBES
¿Cómo se preparan la papillas de frutas para el bebe?
Las papillas de frutas naturales se preparan utilizando frutas frescas y lo más maduras posibles. Hay que descartar la fruta verde. Primero se lavan, se pelan, se trozan y quitan las semillas, luego se trituran de manera muy fina, para que quede sin grumos. No hay que añadir azúcar, ya que es suficiente con el que lleva la propia fruta madura; de hacerlo se podría acostumbrar al bebé a los sabores dulces, hábito que podría conducirlo mas adelante al desarrollo de la obesidad.
Como base de la papilla se usa el plátano maduro. Tiene la ventaja de que es una fruta muy digestiva, no es ácido y está disponible durante todo el año. Se comienza con la cantidad de medio plátano, al que se añaden trocitos de manzana, pera o naranja, muy maduros, según la que esté de temporada. Son frutas también digestivas y también de amplia disponibilidad.
Se debe administrar la papilla inmediatamente de ser preparada para no perder los aportes vitamínicos, ya que las vitaminas de la fruta se oxidan con facilidad en contacto con el aire.
Hasta el 6° mes se puede adicionar de 2 a 3 cucharadas de cereales sin gluten y a partir del 6° mes cereales con gluten, según el gusto del bebé. Posteriormente se puede introducir galletas en las papillas, cuando el pediatra lo recomienda.
Ciertas frutas no se deben dar al bebe menor de un año de edad, y por tanto no deben ser empleadas en la preparación de la papilla. Esto se debe a que hay frutas que se digieren más que otras y tienen la posibilidad de provocar alergias. Las frutas que son prohibidas durante el primer año de vida son el melocotón, la ciruela, el melón, la sandía, los kiwis, las fresas, los fresones y las frambuesas. El melón, la sandía la ciruela y el kiwi “alargan” mucho y pueden provocar diarrea, por lo que sólo deben ser consumidos por niños mayores y muy estreñidos. Las otras frutas mencionadas son alergénicas.
Los bebés tienen un hábito intestinal muy variado, lo cual está dentro de lo normal. Incluso en cada bebé se producen frecuentes variaciones, las cuales son temporales. Aunque todas las frutas tienen un valor alimenticio similar (desde el punto de vista nutritivo todas son iguales), algunas aumentan la consistencia de las deposiciones y otras las disminuyen; es decir que unas “estriñen” y otras “alargan”, lo que puede ser de gran utilidad para controlar el hábito intestinal del bebé.
Para el bebé que es normalmente estreñido, que hace de posiciones duras y poco frecuentes, se recomienda utilizar para la papilla de frutas la naranja y la pera, e incluso dar entre tomas algunas cucharaditas de zumo de naranja. Con esta papilla y tomando agua entre tomas, mejorará el estreñimiento.
Para el bebé cuyas deposiciones normalmente tienden a ser líquidas o semilíquidas, hay que preparar la papilla de frutas sobre todo con plátano y manzana y con unas gotas de jugo de limón, que son las frutas que estriñen un poco.
PAPILLAS PARA BEBES A PARTIR DE LOS 5 MESES
 
1.- Papilla de manzana
Ingredientes:
1 manzana dulce y fresca
Un poco de agua hervida
Preparación:
1. Pelar y cortar la manzana en rodajas.
2. Colocar los trozos en la licuadora.
3. Adicionar un poco de agua hervida para que las cuchillas puedan girar.
4. Cuando se forme una mezcla homogénea apagar la licuadora y servir.
 
2.-Papilla de plátano, manzana y mandarina
Ingredientes:
1 manzana
1 plátano
1 mandarina
Agua
Preparación:
1. Lavar y pelar la manzana, partirla en trozos pequeños.
2. Pelar y trozar el plátano, reservarlo.
3. Poner los trozos de manzana en una olla, añadir un poco de agua y poner a fuego medio. La manzana irá ablandándose y se formará una pasta. Si sobra agua, quitar un poco.
4. Echar el plátano en el vaso de la licuadora y triturarlo. Agregar la manzana y mezclar.
5. Exprimir la mandarina e ir añadiendo el jugo hasta que tenga la textura deseada. Si está demasiado líquido se pueden triturar los gajos y añadir la pulpa, retirando bien las pepitas.
 
3.-Papilla de mandarina, plátano y pera
Ingredientes:
2 peras pequeñas
1 plátano
1 mandarina
Agua
Preparación:
1. Lavar y pelar las peras, partirlas en trozos pequeños.
2. Pelar y trozar el plátano, reservarlo.
3. Poner los trozos de pera en una olla, añadir un poco de agua y poner a fuego medio. La fruta irá ablandándose y se formará una pasta. Si sobra agua, quitar un poco.
4. Echar el plátano en el vaso de la licuadora y triturarlo. Agregar la manzana y mezclar.
5. Exprimir la mandarina e ir añadiendo el jugo hasta que tenga la textura deseada. Si está demasiado líquido se pueden triturar los gajos y añadir la pulpa, retirando bien las pepitas.
 
4.-Papilla de manzana, naranja y pera
Ingredientes:
1 manzana
1 pera
1 naranja
Agua
Preparación:
1. Lavar y pelar la manzana y la pera, partirlas en trozos pequeños.
2. Pelar la naranja y reservarla.
3. Poner los trozos de manzana y de pera en una olla, añadir un poco de agua y poner a fuego medio. Las frutas irán ablandándose y se formará una pasta. Si sobra agua, quitar un poco.
4. Añadir el jugo de media naranja, o triturarla y agregar la pulpa si se desea que la papilla quede más espesa.
 
5.-Papilla de plátano, pera y naranja
Ingredientes:
1 pera
2 plátanos
1 naranja
Agua
Preparación:
1. Lavar y pelar la pera, partirla en trozos pequeños.
2. Pelar y trozar los plátanos, reservarlos.
3. Poner los trozos de pera en una olla, añadir un poco de agua y poner a fuego medio. La fruta irá ablandándose y se formará una pasta. Si sobra agua, quitar un poco.
4. Echar los plátanos en el vaso de la licuadora y triturarlos. Agregar la pera y mezclar.
5. Añadir el jugo de media naranja, o triturarla y agregar la pulpa si se desea que la papilla quede más espesa.
 
6.-Papilla de mandarina, manzana, plátano y pera
Ingredientes:
1 manzana
1 pera
1 plátano
1 naranja
Agua
Preparación:
1. Lavar y pelar la manzana y la pera, partirlas en trozos pequeños.
2. Pelar la naranja y reservarla.
3. Poner los trozos de manzana y de pera en una olla, añadir un poco de agua y poner a fuego medio. Las frutas irán ablandándose y se formará una pasta. Si sobra agua, quitar un poco.
3. Echar el plátano en el vaso de la licuadora y triturarlo. Agregar a la mezcla anterior y remover.
4. Exprimir la naranja e ir añadiendo el jugo hasta que tenga la textura deseada. Si está demasiado líquido, se pueden triturar los gajos y añadir la pulpa, retirando bien las pepitas, o añadir una galleta sin gluten.
Ir a: Frutas y Verduras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...