RAZONES PARA CONSUMIR EL AJO

RAZONES PARA CONSUMIR EL AJO
Descripción del ajo: Es una planta de hojas planas y delgadas, la raíz alcanza hasta 50 cm o más de profundidad. Tiene un bulbo de piel blanca, en forma de cabeza la que se divide en gajos, llamados comúnmente dientes. Cada bulbo o cabeza contiene aproximadamente 6 a 12 dientes, los que están envueltos cada uno por una capa delgada de color rojizo o blanco. Una característica particular del ajo es el olor fuerte que sale cuando es cortado. Se debe a que posee una sustancia llamada Alicina.
Los ajos como conservarlos: Resulta conveniente para conservar los ajos, que los bulbos o cabeza estén suficientemente secos, por lo que se recomienda ubicar los ajos desde un principio en un lugar con muy buena ventilación, los ajos pueden tolerar temperaturas inferiores a 0 °C. Las temperaturas más apropiadas de conservación son 0 °C y 65-70 % de humedad. En éstas condiciones, el almacenamiento puede extenderse hasta seis o siete meses. 
RAZONES PARA CONSUMIR EL AJO:
El ajo en la medicina: Actualmente, el ajo es considerado una medicina natural y con un amplio uso en la farmacología. El ajo es considerado un potente antibiótico: Algunas personas, usan el ajo como ungüento en la piel para el tratamiento de las infecciones de hongos, de verrugas y callos, la tiña, el pie de atleta. Considerando sus propiedades ayuda a tratar una toxoplasmosis, una enfermedad protozoaria. 
El ajo y el corazón: El ajo ayuda en el control de enfermedades cardíacas, ya que reduce el bloqueo de las arterias, disminuye la presión arterial y baja los niveles de colesterol, eleva el nivel de insulina en el cuerpo; controla los efectos causados por la arteriosclerosis y el reumatismo.
El ajo y la prevención del cáncer: Muchas personas consumen el ajo para la prevenir el cáncer de colon, cáncer del recto, cáncer del estómago, cáncer de mamas, cáncer de próstata y cáncer a los pulmones. También es usado para el tratamiento de cáncer de próstata y de cáncer de vejiga.
RAZONES PARA CONSUMIR EL AJO
Otras razones para consumir el ajo: Se ha probado el ajo para el tratamiento de: próstata crecida, llamada hiperplasia benigna, diabetes, osteoartritis, rinitis alérgica, diarrea de viajero, presión arterial alta en los meses finales del embarazo, en resfríos, la influenza. También se usa para aumentar el sistema inmunológico, previene complicaciones de la diabetes mellitus, en la reversión del estrés y la depresión. 
Formas de ingerir el ajo: De acuerdo a varias opiniones en la medicina, hay  formas distintas en que deben ser ingerido, ya que el ajo crudo o cocido posee diferentes propiedades. Cuando el ajo crudo es cortado o machacado, produce una sustancia denominada alicina (la que nos facilita la digestión), ésta tiene muchos efectos benéficos. Si el ajo cuando es cocinado desaparece ésta sustancia.
En el proceso de cocción se liberan compuestos diferentes, como la adenosina y el ajoeno que poseen cualidades anti-coagulantes y, reducen el nivel de colesterol.
Es importante destacar que el Ajo es un repelente natural no tóxico. 
El ajo no es tóxico. Usando el ajo en dosis elevadas, especialmente crudo o en extractos, no es recomendado en casos de hemorragias, sea por causa traumática (heridas, accidentes) o menstrual (reglas abundantes), debido a su acción anti coagulante, pueden prolongar las hemorragias y retardar procesos de coagulación.
Asimismo, el consumo continuo (por tres o cuatro dientes al día) puede provocar una cierta irritación en el estómago y así originar dolores abdominales, náuseas, vómitos, diarreas. También puede generar éstos mismos efectos en personas que ingieren el ajo en las primeras horas del día. No se recomienda la ingestión del ajo durante la lactancia, ya que los sabores fuertes del ajo pueden acceder a la leche materna y conferirle un sabor desagradable.
Ir a: Frutas y verduras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...